Satorrak Espeleo

... ME DOY CON UN CANTO EN LOS DIENTES!

Con esta frase comienza el sábado en el local las perspectivas para el día, no sabia que al final del día me tragaría con mucho gusto mis palabras, vamos al tema.

Ya desde el año pasado empezamos a prospectar este macizo kárstico en el valle de Salazar sin resultados positivos a pesar de la cantidad de cursos que se sumen en la zona. No es hasta hace un par de meses en un paseo por unos barrancos, se encuentra este sumidero, el cual se localiza y se deja para más adelante.

Los meses pasan y casi está olvidado, hasta que surge la idea a ultima hora para echar un vistazo al lugar.

Preparamos el material con el convencimiento que al final del día lo habremos paseado si resultado alguno, cual será nuestra sorpresa cuando tras un estrecho en el fondo de la dolina se abre un meandro amplio que desciende cómodamente. La progresión no se ve interrumpida en ningún momento y la idea de que puede haber algo gordo surge en las cabezas de todos. Avanzamos por unos meandros zigzagueantes hasta encontrar un primer pozo amplio de 30m. Descendido el pozo, el meandro continúa sin mayores complicaciones hasta encontrar un segundo pozo de 25m que descendemos avistando la continuidad a mitad del mismo con una progresión horizontal, pero eso será otra historia y el material se acaba.

La sensación general de todos es la comodidad de la sima y facilidad de progresión en su exploración, no es muy normal encontrar estas joyitas de simas en los tiempos actuales que parece estar todo explorado. En total, en un visto y no visto, nos plantamos en -70 y una progresión a ojo de 200-300m, si seguimos este ritmo veremos lo que pasa, cruzamos dedos.

Participantes: Arturo, Jozé y Torra.